23 febrero 2009

Tengo el mono-shopping!! …o cómo superar la crisis con estilo.

Con vuestro permiso, me salto todo aquello de Feliz y Próspero Año Nuevo, con signos de exclamación, así como cualquier otro comentario en referencia a la llegada del 2009. Ya está aquí, y vamos a vivirlo sin condiciones ni limitaciones, incluida crisis económica. Ya sabéis, al mal tiempo, buena cara. La clave está en ser positivo y enfrentarse a las adversidades, sean del tipo que sean, con una mente abierta e imaginativa. Así es como nos topamos con las grandes ideas, y si además le sumamos aquello de que “el hambre agudiza el ingenio”, seguramente hallaremos una solución eficaz, cuanto menos adecuada, a cualquier problema. En serio, a mí me funciona, y no es que pase hambre, sólo me faltaba eso, pero la situación económica actual me obliga, como a todos, a replantearme mi rutina consumista, recorto de aquí y de allá, suprimo esto o lo otro, en definitiva, me adapto y busco soluciones que me hagan menos traumática la experiencia de renunciar a casi todo!! (Exagero un poco…pero entendéis la idea, no.?)

Estamos en tiempos difíciles, y así lo acusan los mercados de consumo, que minimizan el gasto estableciendo prioridades y simplificando sus necesidades, que ya es difícil. Pero, si hacéis un poco de memoria, recordaréis aquello que os comentaba en el número anterior sobre la segmentación de mercados: nos volvemos más selectivos, buscamos la diferencia y, hoy por hoy, viendo el panorama, no a cualquier precio. No hay que ser un lumbreras para darse cuenta de la situación, y marcas y diseñadores buscan la fórmula con la que poder salir del paso sin cerrar, o algo peor. Así lo ha visto Betsey Johnson, que va a diseñar una línea para H&M, aunque los rumores también apuntan a la cadena estadounidense Target. Lo que nos interesa aquí es que la diseñadora sigue los pasos de Víktor&Rolf, Matthew Williamson y Comme des Garçons, entre otros, y se ha subido al carro de las colaboraciones entre los grandes de las pasarelas internacionales y las grandes cadenas de moda, creando colecciones exclusivas y limitadas, permitiendo que el consumidor de a pie pueda tener acceso a diseños que antes sólo podía ver en las revistas. Sospecho que los motivos de Betsey Johnson responden por igual a esa visión altruista, compartida por muchos, de la democratización de la “high fashion” y a la necesidad de diversificar el mercado, que la cosa está muy mal.

Pero no pequemos de inocentes, no nos están regalando nada ni haciendo ningún favor, porque estas colecciones vuelan el mismo día en que salen a la venta, y muchos nos quedamos con las ganas de poseer una de estas piezas exclusivas a precios más que asequibles, atendiendo a las variables diseño-calidad-precio. Eso si se dignan a lanzarlas en España, algo que no suele pasar muy a menudo. Al final esto no es más que otra estratagema mercadotécnica diseñada para crearnos una nueva necesidad, ahora que empezábamos a reducirlas, y no se puede jugar así con la sensibilidad consumista de las personas, no en los tiempos que nos está tocando vivir.

No desesperéis. Confiemos en que la situación mejore, sed selectivos en vuestras decisiones de compra (a ver si vosotros podéis…) y agudizad el ingenio. Es lo más barato.

1 comentario:

Stupendisimo Kalamar dijo...

Los Rocksteady ya agudizadizamos el ingenio hace tpo gracias a nuestra mente abierta e imaginativa y desde luego q lo estamos viviendo sin condiciones ni limitaciones.Si qieres, por un modico precio y un ancho bolso, te explico cómo.